29.8.10

Extracción Manual de Leche Materna: una herramienta de vida

La extracción manual de leche materna es una herramienta fundamental que toda madre amamantadora debe conocer. La técnica de extracción manual  puede marcar la diferencia entre una lactancia con dificultades y una lactancia feliz, ya que la mujer que amamanta está en capacidad de resolver pequeños inconvenientes usando su mano para extraerse la leche, antes de que estos se conviertan en verdaderos problemas.

La extracción de leche materna se ha hecho más frecuente en los últimos años al tiempo que el apoyo y promoción de la lactancia materna ha aumentado. La mayoría de las madres que practican la extracción manual lo hacen con el fin de almacenar la leche y usarla cuando vuelvan al trabajo remunerado, desconociendo que la extracción manual tiene múltiples usos y  puede ser una gran aliada durante todo el periodo de lactancia.  
 
Hasta ahora, la extracción de leche materna ha estado estrechamente vínculada a la adquisición de sacaleches, sin los cuales a la mayoría de las madres les resultaría impensable extraer su leche. Los sacaleches aunque instrumentos útiles, no son indispensables para extraer la leche materna y ninguna madre amamantadora debe sentirse incapaz de hacerlo si no cuenta con estos equipos, inaccesibles para miles de mujeres debido a sus altos precios y complejidad en su uso.

Esta forma de pensamiento es el resultado -nuevamente- de la apropiación por parte de la industria de los procesos naturales de las mujeres, que los convierte en mercancía con la cual buscan llenar sus bolsillos. A través de millonarias campañas de publicidad, la industria que elabora los sacaleches (la misma que fabrica teteros y tetinas usados en la alimentación con fórmulas infantiles), logra hacer creer a las madres que amamantan que los sacaleches son indispensables para amamantar y que toda mujer que amamanta debe tener un sacaleche. Por otro lado,  resulta evidente la poca o ninguna inversión que se hace en la investigación de los beneficios de la extracción manual como herramienta que garantize la duración de la lactancia materna y el bienestar de la madre y su bebé. Los pocos estudios que se conocen sobre el tema han aportado algunas luces sobre la influencia del método de extracción de leche materna (con la mano o con máquina) en la composición de la leche extraída.

Desde Lactarte alentamos a todas las organizaciones y personas que trabajan en la promoción y apoyo a la lactancia materna, a que divulgen la técnica apropiada de extracción manual de la leche materna, para que todas las madres amamantadoras cuenten con esta herramienta de vida, tanto para ellas como para ayudar a otras madres. Al final siempre será una decisión particular de la madre si utiliza o no un saceleche para extraer su leche, la gran diferencia es  que esa decisión se tome de manera informada y conociendo las alternativas a su alcance.